Parcialidades Mundanas (Poemas)

 

I

 

Como duele esta esperanza
este vaivén cotidiano de los coleópteros
la frontera ensangrentada ciñéndose la cintura de
nieve.
Y tu estar querendón.
 

Me desubica tu andar
casquivano entre las nubes de los versos
la hora, tan impuntual, del deceso
y del nacimiento de los tiranos.

 
¿Será este pesar de vidente alucinado
o los insepultos en  las barriadas?
¿O este volar de moscas azules
anticipando la primavera?
 

¿Será tu voz hipnótica
quien habla de guerras y flores
de promesas arrebatadas a pleno jardín
y de amores, derrumbadores de ciudadela?

 

 

 

II

 
¿En dónde estás, Andrea de mis ojos nublados
y en dónde estaba
la noche que arremetieron a gritos y balas?

 
¿Qué se hicieron, Andrea de mis huesos cóncavos
los testimonios de parte
los cadáveres orificiados
mi ritmo cardiaco y el traidor infaltable?

 
¿Dónde están, Andrea de mi testa inmemorial
los sitiados y los escondidos,
el descubridor de años,
las banderas de júbilo?
 

Y ahora, Andrea de mi sexualidad violentada,
conocida la infamia:

 
¿Qué pasó con las alamedas
con los plenilunios de los meses de abril
cómo fueron perdiendo el sabor tus labios
y las canciones de amor y los cuentos infantiles?

 

(Dedicado a Andrea)